Ciencia

Ciencia

Nuestra receta para un aprendizaje sin esfuerzo tiene 3 ingredientes muy simples:

El primero es la ciencia. Estamos obsesionados con utilizar nuestro cerebro científico para ayudarte a aprender más rápido. No es un truco publicitario, somos auténticos expertos. Desde el primer momento, hemos construido Memrise de modo que refleje de la mejor manera posible nuestro conocimiento sobre cómo funciona tu cerebro y ayudarte así a aprender de la forma más rápida y fácil posible.

Usamos mems para ayudarte a crear recuerdos sensoriales lo más vívidos posible. Te ponemos a prueba en todo momento para asegurarnos de darle a tu cerebro la cantidad justa de ejercicio. Te recordamos qué has aprendido y optimizamos los tiempos de manera científica para que tus recuerdos sean cada vez más sólidos y no se te olviden.

¿Quieres saber más acerca de los principios de científicos chiflados que hacen genial a Memrise?

Elaborar la codificación

Para aprender cualquier cosa, primero hay que conectarla con lo que ya sabes. Los recuerdos no se guardan en cualquier parte. Siempre se crean mediante conexiones a recuerdos anteriores. Ahora bien, cuanto más haga tu cerebro para codificar un hecho o palabra, más rico y robusto resultará su recuerdo. [Codificar es un palabra rebuscada para decir conectar o asociar con lo que ya sabes].

Hemos diseñado Memrise para ayudarte a conectar cada palabra nueva de la forma más densa y vívida posible. Hacemos esto mediante lo que llamamos "mems". Mem es la palabra que nos hemos inventado los pedazos de información interesante y relevante y que verás debajo de cada palabra a aprender en Memrise. Los mems pueden ser mnemónicos, etimológicos, vídeos divertidos, fotos, frases de ejemplo: cualquier cosa que te ayude a conectar y dar vida a lo que estas aprendiendo. Memrise en una comunidad maravillosa de creadores de mems. Creemos que no existe idea o hecho alguno que no pueda aprenderse sin un buen mem.

Los mems funcionan mejor cuando estimulan tus sentidos, imaginación y emociones. Los recuerdos que resultan de este procesamiento duran más y se notan mejor porque recordarlos resulta divertido y satisfactorio.

Pruebas coreografiadas

Somos atletas de la memoria y recuperar recuerdos ejercita los músculos de nuestro cerebro. Es una de las mejores maneras de reforzar esos recuerdos y hacerlos sólidos y duraderos.

La ciencia sobre cómo los diferentes tipos de pruebas refuerzan nuestros recuerdos de varias formas es muy compleja y para nada aburrida. En resumidas cuentas, cuanto más ejercites tu cerebro para recordar algo, más duraderos se irán haciendo esos recuerdos.

En Memrise nos esforzamos al máximo para poner a prueba tus recuerdos en el momento preciso y de la manera que resulte más productiva. Somos jardineros expertos en el cultivo de conocimiento y disponemos de un calendario del buen cultivo basado en la investigación científica para guiarte. Tenemos un montón de trucos cognitivos que ponemos en práctica en nuestra plataforma Memrise, para calibrar delicadamente las pruebas que te presentamos.

Recordatorios programados

Leche agria. Pan mohoso. Palitos de pescado podridos en el congelador. Al igual que cualquier materia orgánica, los recuerdos van caducando con el tiempo. Así que para mantenerlos frescos, es vital repasarlos una vez aprendidos.

Nuestros expertos en memoria han pasado noches en vela dilucidando intrincados algoritmos para precisar en qué momento estás a punto de olvidar algo. Ese es el mejor momento para recordártelo. Tiene sentido, ¿no?

Al hacer un seguimiento de cuándo deberías repasar y practicar el material, te hacemos el trabajo sucio y conseguimos así que tu aprendizaje se lo más fácil y divertido posible.

Diversión

Diversión

El segundo ingrediente es diversión. Queremos que aprender sea tu actividad lúdica favorita. Así es como debería ser: aprendemos mejor cuando nos sentimos curiosidad y estamos relajados y seguros. Después de todo, el mundo es un lugar de lo más interesante.

Por eso hemos convertido los idiomas y demás temas a aprender en un juego donde cultivarás un hermoso y colorido jardín de recuerdos. Piensa que cuando aprendes una palabra nueva, estás poniendo una semilla en tu memoria. Cada vez que repasas ese recuerdo, ayudas a que crezca un poco más. Es como regar una pequeña flor. Al repasar en el momento adecuado, le ayudas a crecer lo más rápido posible. Muy pronto tendrás un glorioso jardín lleno de flores (recuerdos). ¡Es como un videojuego pero sin sentirse culpable!

¿Quieres aprender más sobre cómo el jardín de Memrise te ayudará a que te encante aprender?

Cómo funciona el jardín de Memrise

Al igual que los seres vivos, los recuerdos nacen siendo diminutos y delicados. Durante sus primeros días de vida, son muy vulnerables. Necesitan tiempo, cariño y una dieta equilibrada para crecer y hacerse fuertes.

E incluso cuando ya haya florecido, un recuerdo requerirá, al igual que cualquier criatura joven, alimentarlo regularmente para que esté sano y en forma.

En Memrise, inspirados por la naturaleza orgánica de la memoria, hemos convertido el aprendizaje en un juego en el que cultivarás el jardín de tu memoria. Cada palabra comienza su vida como una semilla. Tú la alimentas mediante repasos y pruebas hasta que crece fuerte, echa raíces y florece en tu memoria a largo plazo (MLP). Una vez está en tu memoria a largo plazo, tienes que repasar cada recuerdo para evitar que se marchite. Es igual que regar una flor para mantenerla viva y sana.

Fase 1: aprender nuevas palabras

La primera vez que se aprende una palabra nueva, su recuerdo es delicado y requiere mucho amor y atención. Por eso durante esta primera fase, nos aseguramos de que realizas pruebas y las recuerdas muy a menudo. De este modo, conseguimos que eche raíz en tu cerebro.

La ciencia demuestra que un buen número de estas repeticiones y pruebas influyen en la salud a largo plazo de un recuerdo, así que lo hemos diseñado de forma que hay que superar seis pruebas para que una nueva memoria crezca en todo su esplendor. A partir de ese momento, esa palabra se considera parte de tu memoria a largo plazo.

Fase 2: repasar recuerdos en la memoria a largo plazo

Una vez que una palabra ha florecido en el jardín de tu memoria a largo plazo, requiere menos atención de la que hizo cuando solo había echado raíces. No obstante, todavía habrá que "repasarla" periódicamente. Repasar palabras mediante las pruebas y recordatorios de Memrise refresca y fortalece los recuerdos y los mantiene sanos para siempre. Para que nunca se te olvide lo que has aprendido.

Memrise te ayuda a repasar solo aquellas palabras que más lo necesitan, de modo que puedes mantener tu memoria a largo plazo en buen estado de salud con el mínimo de tiempo y esfuerzo.

Community

Comunidad

El tercer ingrediente es la comunidad. Creemos que el aprendizaje debe ser tan rico y variado como el mundo sobre el que estás aprendiendo. Por eso estamos construyendo junto con nuestra comunidad una especie de país de las maravillas para el aprendizaje donde vídeos, sonido, uso, mnemotecnia, etimologías y mucho más harán que tu aprendizaje cobre vida.

Creemos que todo alumno se debe en cierto modo a un maestro y por eso, esperamos que pronto vayas implantando pepitas de ingenio y sabiduría para ayudar al resto de la comunidad mientras aprenden.

¿Quieres saber más sobre el credo que aporta energía a nuestra comunidad?

Cualquier persona puede aprender cualquier cosa

Creemos que el aprendizaje es bastante simple y que no hay nada que no se pueda aprender con la ayuda y el entusiasmo adecuados. Empezando por el vocabulario, nos embarcamos en una misión para convertir la adquisición de nuevos conocimientos en algo sencillo e intuitivo y con la participación de todo el mundo. Cuando y donde sea.

Juntos somos más inteligentes

Millones de personas han aprendido antes lo que tú quieres aprender. Por eso en Memrise recopilamos las maneras más eficaces que la gente ha encontrado para recordar la información más interesante.

Conforme aprendes, compartes tus ideas para ayudar a los demás, al igual que tú te beneficias de las ideas que otras personas han compartido.

Así todos aprendemos más rápido y con menos esfuerzo. Memrise es la comunidad creativa para aquellos que comparten la alegría de aprender.

Jugar funciona

Cuando jugamos es cuando más receptivos estamos. El descubrimiento, la curiosidad y la sorpresa son la base de un aprendizaje placentero.

Así que hemos sacado al aprendizaje del aula y lo hemos convertido en un juego. Queremos hacer que aprender sea tu juego favorito.

Tu memoria es un jardín, no un almacén.

Creemos que lo que sabes -tu memoria- es la guía de cómo ves, sientes e imaginas el mundo que hay a tu alrededor. Es colorida, vibrante y dinámica, no algo gris aparcado al fondo de tu cerebro ni o en tu teléfono.

Creemos que la memoria es un jardín y no un almacén. Por eso visualizamos cada palabra que aprendes como una semilla que crece y se convierte en una flor. Representamos tu mente como un jardín de colores y tu conocimiento como algo que desearás cultivar y cuidar para que siga vivo, sin dejar que se marchite en cuanto acabas el examen.

La escuela no debería interferir en tu educación

Algunos miembros de nuestro equipo lo pasaron mal en la escuela, mientras que otros destacaron: entre todos hemos suspendido y sobresalido en todas las materias posibles. Pero de una forma u otra, todos hemos sentido que nuestra educación dejaba mucho que desear.

Creemos que aprender debería ser algo que eliges hacer y que deberías hacerlo con tus compañeros. También creemos que lo mejor es hacerlo desde la curiosidad y con alegría, no por miedo o ambición.

Es con este compromiso en aprender por el placer de hacerlo que estamos construyendo Memrise: un jardín de las delicias del aprendizaje para cualquier persona que quiera venir a jugar.

Ante todo, seres humanos

En Memrise pensamos que la tecnología es una maravilla, pero también pensamos que los seres humanos son más maravillosos todavía. Estamos muy comprometidos en utilizar la tecnología para motivar a las personas a saber más, a ser más curiosos e independientes. Y nos oponemos frontalmente a cualquier tecnología que nos vuelva dependientes, ignorantes o adictos a algo sin ningún sentido. Esta es una de las mayores razones por las que estamos obsesionados con combinar toda la sabiduría de la ciencia cognitiva con la mejor tecnología web, para así ayudarte a cultivar tu mente.